Políticos con de sed de poder se olvidan de las ayudas a empresas de reformas

Son muchos los políticos que logran ganar sus puestos gracias las esperanzas que siembran en el pueblo para el que trabajarán. Llenan sus discursos de innumerables promesas que no siempre cumplen, quizás por la complejidad de las mismas o porque simplemente olvidaron lo que prometieron. Es muy fácil hablar, pero es difícil .Los políticos se abren paso en este medio con la ayuda al prójimo, tendiendo la mano y escuchando peticiones que al principio desean cumplir. Pero una vez que lograr adquirir sus puestos, esas promesas pasan a un segundo plano, todo pareciera indicar que el poder ocupa un espacio mucho más grande en sus prioridades que esforzarse en hacer un buen trabajo por el bien de su gente.

De aquí, que la política ha adquirido una fama negativa, no hay persona a la que se le pregunte lo que piensa acerca de la política y que dé una respuesta positiva al respecto, todos opinan que la política es sucia, es corrupta, es mentirosa, es traidora.

Pero aunque nos cueste creerlo todavía hay quienes si se encuentran trabajando por el bien común y no para llenar sus bolsillos, hay quienes ponen todo su empeño en lograr que su pueblo viva en las mejores condiciones posibles, y no  debemos perder las esperanzas en cuanto a ello porque de lo contrario estamos perdidos.

Deja un comentario